Saltar al contenido
Entrenatoria – La mejor web de comunicación

Ejercicios para hablar en público 🏋️‍♀️

Comunicar nuestras ideas no es fácil, podría parecer misión imposible salir victorioso en algunos casos, pero no hay por qué entrar en pánico. Tarde o temprano tenemos que comunicar, ya sea con un auditorio con 10.000 personas como también 1 a 1 (ya sea que tu pareja entienda lo que sientes o persuadir a tu hijo a que haga sus tareas)

Por lo general cuando eres el centro de la atención y te toque exponer puede que te sientas identificado a nivel físico con estos síntomas: sudoración, aceleración del corazón, dolor de cabeza, dolor de estómago, escalofríos, nauseas.

«Tengo la mente en blanco» … El peor enemigo de la comunicación: No saber qué decir o por dónde empezar.

Entender qué sucede en tu cuerpo y mente es vital para lograr una mayor tranquilidad en tu oratoria, por eso hemos preparado ésta sección donde encontrarás ejercicios, videos e información que te serán de mucha ayuda si las pones en práctica.

Pero recuerda: Para convencer a la hora de hablar a las personas debes tener preparación previa, no pretendas que simplemente con leer esto y nunca más practicar vas a mejorar tu comunicación ¡ESE ES EL MAYOR ERROR!


Ejercicios para mejorar tu oratoria 🏃


5 Ejercicios para hablar correctamente sin morir en el intento

Es  objetivo fundamental, hacer los ejercicios todos los días para lograr poco a poco el fin deseado. Si te ejercitas continuamente te será cada vez más fácil hablar en público con elocuencia, así como a un corredor se le hace más fácil la carrera cuando ha hecho ejercicio por meses.

1. Ordena tu mente

Lo primero que debes tener en cuenta si quieres tener éxito es organizar el tema sobre el que hablarás

¿Qué necesita saber el que me escuche? ¿Cómo le hablaré? ¿Cuándo improvisar? ¿Dónde debo hacer énfasis?

La mejor práctica para que nuestro mensaje sea asertivo es conocer todo el contexto, no solo lo que vamos a hablar sino por qué lo vamos a hacer. Una sugerencia para que comiences a utilizar es 5W (5 preguntas básicas).

5 preguntas fundamentales ¿Qué? ¿Quién? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué? ¿Cómo?

2. Conoce tu público

El segundo paso fundamental es ser perspicaz.

¿Quién es nuestro oyente?

Un mismo tema se puede enfocar de distintas formas sin llegar a que sea incorrecto. ¿Cómo?

Piensa en lo siguiente: Eres un informático y tienes que hablar sobre un nuevo teléfono móvil

Si nuestro público es una persona que no tiene mucho conocimiento, deberíamos enfocarnos en lo que realmente le importa: El uso cotidiano y qué puede hacer con él

  • Mal: Este dispositivo cuenta con una pantalla de 6,3 pulgadas con frecuencia de muestreo de 240 Hz sumado a 8 o 12 GB de memoria RAM LPDDR5 y un almacenamiento interno de 128 UFS 3.0.
  • Bien: Con este teléfono podrá sacar fotos semi profesionales de su mascota, además no tendrá que preocuparse del espacio porque tiene mas de 10.000 fotos para almacenar y verá lo rápido que puede ser pasar de una aplicación a otra.

Si nuestro público es alguien que tiene conocimiento avanzado y desea ir más allá

  • Mal: Con este teléfono podrá sacar fotos semi profesionales de su mascota, además no tendrá que preocuparse del espacio porque tiene mas de 10.000 fotos para almacenar y verá lo rápido que puede ser pasar de una aplicación a otra.
  • Bien: Este dispositivo cuenta con una pantalla de 6,3 pulgadas con frecuencia de muestreo de 240 Hz sumado a 8 o 12 GB de memoria RAM LPDDR5 y un almacenamiento interno de 128 UFS 3.0.
cara-de-no-enteder-nada
Conocer tu público evitará ésta expresión

Es fundamental entender el contexto, edad, conocimiento. Este último debe tomarse con cautela ya que no queremos suponer el conocimiento de alguien ya que quedaríamos en ridículo si esa persona sabe menos o mas de lo que le queremos hablar.

Por eso es muy importante realizar el paso 1 concienzudamente, asegurándonos que la forma de transmitir nuestro mensaje sea la que llegue al corazón de nuestros oyentes

3. Prepárate psicológicamente

Este punto es muy importante. Es crucial que sepas lo siguiente:

Te vas a equivocar. Equivocarse es parte del ser humano …

¿Qué? ¿No eres humano? Debimos poner filtros, esto del internet se está yendo de las manos…

Seguramente lo tienes asumido pero nunca está demás que alguien te lo diga. Es que ahora existen trucos, tips, gurus, métodos que prometen terminar con los nervios para lograr una comunicación asertiva, eficaz, perfecta. mágica y persuasiva

Pero la realidad es que es un proceso natural del cuerpo. Queremos huir de la situación, por eso es que comienza nuestro corazón a bombear sangre mas rápido, nuestros reflejos se incrementan, nuestro estómago se cierra, comenzamos a sudar. Todos estos mecanismos son muestra que nuestro cuerpo se prepara de forma inconsciente para huir de la escena.

Hay formas de reducir esto pero es probable que persista, pero aquí viene la dura verdad: No suele durar mucho tiempo, no si te enfocas en el mensaje y en cómo vas a beneficiar a los demás, en vez de pensar «Debo estar diciendo cualquier cosa, mira la casa de aburrimiento de esa persona…»

Para saltar estas voces limitantes es importante que no pienses en ti mismo sino en el mensaje. Así lograrás ver fuera de ti y poder proyectar tu entusiasmo e ideas en los demás.

4. Realiza ejercicios físicos

Ahora es cuando debes hacer 50 espinales, 30 lagartijas y … Bueno no así (aunque tu cuerpo te lo agradecerá)

Lo principal es realizar ejercicios de dicción, puedes profundizar en nuestro artículo sobre dicción pero aquí te dejamos algo sencillo pero eficaz: Trabalenguas

¿Cómo? ¿Trabalenguas? Si, aunque parezca que no son una herramienta fundamental.

Para comenzar vamos a buscar algo que todos tenemos en casa… un corcho. Colocamos el corcho entre nuestros dientes, presionamos apenas pero no llegamos a presionar de forma que dañemos nuestra mandíbula.

¿No tienes corcho? Puedes intentar con un bolígrafo (aunque no lo recomendamos, ni tu dentista tampoco, ya que rompe el esmalte dental). Sino prueba con tu mano con 3 dedos en forma vertical.

¿Listo?

ejercicio-de-articulacion
  1. Primero lee el trabalenguas sin corcho. Grábate
  2. Ahora léelo con el corcho
  3. Vuelve a leerlo sin el corcho. Grábate nuevamente
  4. Escucha la diferencia.

5. Respiración

Es fundamental que conozcas tu cuerpo y tus habilidades corporales, tu diafragma aunque no parezca te puede ayudar tanto como lograr un mejor volumen en tu voz, como para que no te falte el aire ni se te vaya la voz.

La respiración que necesitamos se llama costo-diafragmática-abdominal, ésta respiración que con la edad vamos perdiendo es fundamental para hablar en público.

¿Cómo logramos incorporar ésta respiración?

  1. Siéntate erguido, con los pies paralelos y pon tus manos sobre tu ombligo.
  2. Toma aire por nariz, envíalo a tu diafragma (empuja tus manos).
  3. Mantén el aire 5 segundos
  4. Expira el aire por la boca, despacio. Sentirás como tus manos ahora vuelven.
  5. Repite 3 veces este ejercicio

Es ideal que realices este ejercicio antes de dormir y al despertar. Si estás acostado puedes hacer lo mismo y verás un gran cambio.

Éste tipo de respiración ayuda a proyectar una mejor voz, evitamos la afonía y logramos oxigenar nuestro cerebro y corazón reduciendo así los niveles de estrés.